La crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19 ha generado impactos multidimensionales en las sociedades y las economías, dejando en manifiesto las profundas desigualdades preexistentes y, en la mayoría de los casos, agravándolas.

En este contexto, las mujeres han sido afectadas de manera diferente. Se hizo aún más visible la pandemia anterior al COVID-19, una pandemia de violencia contra las mujeres, sobre todo la violencia en el hogar, que se ha intensificado con las medidas de confinamiento implementadas por los países para contener el virus. Estas medidas afectan a las mujeres de manera diferente y ponen, indirectamente, la vida de mujeres y niñas en riesgo, agravando su vulnerabilidad por estar imposibilitadas de hacer denuncias por los medios convencionales y de acceder a los servicios de apoyo en estas situaciones.

De acuerdo con el Informe de la Confederación de las trabajadoras y trabajadores de las Américas, la CSA, sobre el Impacto del Covid-19 en los derechos laborales en las Américas, la informalidad y la pobreza afectan en mayor medida a las mujeres. Además, el desempleo, la pérdida de ingresos y la angustia económica de las familias, contribuyen al aumento de la violencia doméstica y de género. En este sentido, desde la CSA y su Comité de Mujeres Trabajadoras de las Américas (CMTA), se han realizado diversas actividades y pronunciamientos donde proponemos medidas y acciones afirmativas para avanzar en esta línea y minimizar los efectos de esta situación.

Jordania Ureña Lora, secretaria de Política Sindical y Educación de la CSA, en este Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, habló sobre la violencia y los efectos negativos de la pandemia para las mujeres trabajadoras: “La situación de aislamiento social revela que más allá de ser una crisis sanitaria, se evidencia la crisis de un modelo neoliberal racista y patriarcal. Desde el inicio de la pandemia, la violencia en contra de la mujer se ha acentuado. Todas y todos tenemos derecho a estar en un mundo del trabajo libre de violencia y acoso”, afirmó Jordania.

En este 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la CSA y su CMTA, divulgan este importante video respecto de la necesaria ratificación e implementación del Convenio 190 (C190) y la Recomendación 206 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo y el aumento de la violencia contra las mujeres en tiempos de pandemia.

 

 

 

Compartir: