Esta semana el secretariado de la CSA empezó un ciclo de reuniones con sus afiliadas. El primer encuentro fue realizado con los dirigentes sindicales de Haití. Jean Bonald, presidente de La Confederación de Trabajadores del Sector Público y Privado de Haití, puntualizó las dificultades que enfrenta el movimiento sindical haitiano: “Haití está en situación extremadamente difícil, estamos como en época de la dictadura, cuidándose de no ser asesinados”.

Marie Louise Lebrun, secretaria general adjunta de la Confederación de Trabajadores Haitianos, explicó que el miedo es un sentimiento presente en la vida diaria de los haitianos: “Después de la muerte de Moise, todos tienen miedo. Gracias a la CSA por habernos invitado a compartir nuestra situación. Poder decir lo que nos pasa es muy fuerte”.

Las afiliadas brasileñas también fueron recibidas por la CSA. Antonio Lisboa, secretario de relaciones internacionales de la CUT Brasil habló de la importancia de la unidad sindical. “Es fundamental que nos acerquemos para potencializar las acciones sindicales en la región”. Temas como democracia y solidaridad sindical en la pandemia fueron puntuados por Ricardo Patah, de la UGT Brasil: “La democracia es uno de los mayores desafíos que tenemos. En Brasil estamos de luto, casi 600 mil muertos, alta tasa de desempleo, pero el movimiento sindical está unido y solidario”. Divanzir Chiminaci, presidente de la CNPL Brasil, señaló las dificultades existentes a partir de la reforma laboral, particularmente en el aspecto financiero.

El cierre de la semana fue con las centrales argentinas. Dirigentes de la CGT como Gerardo Martínez, Jorge Sola, Héctor Daer hablaron sobre la pandemia, desigualdad y el papel central de la CSA en la promoción del dialogo social en la región.

Por la CTA-T, Hugo Yasky puntualizó la incidencia de los sindicatos en la agenda argentina con propuestas desde el movimiento sindical como la campaña por los impuestos a las grandes fortunas que fue impulsada por la CTA-T. Fito Aguirre, secretario de relaciones internacionales de la CTA-A, habló sobre la reorganización del internacionalismo: “La CSA está instalando una práctica política que necesitamos para buscar victorias, y una de ellas es fortalecer la organización en el ámbito internacional”.

 

 

Compartir: