Un día para quedar marcado en la historia de la Juventud Trabajadora y del Movimiento Sindical Internacional: en un hecho inédito, en este viernes (26/03), jóvenes de 22 de países de las Américas realizaron la apertura de su 1er. Encuentro Continental de la Juventud Trabajadora para intercambiar experiencias, ideas de estrategias de actuación coordinada en el ámbito continental para combatir las discriminaciones hacia la juventud mantenidas por el discurso conservador que avanza en la región.

Cerca de 500 representantes jóvenes de las centrales sindicales afiliadas y fraternas de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de las Américas (CSA), de los sindicatos globales, organizaciones aliadas y otras juventudes organizadas del continente, se reunieron por la primera vez en el primer día del Encuentro bajo la consigna “Presente que moviliza el Futuro”. La apertura de la reunión quedó a cargo de Rafael Freire, secretario general de la CSA: “Es ahora que debemos tener la participación de los jóvenes en los sindicatos y nuestras organizaciones. La Juventud es nuestra prioridad.”

Sobre la misión del movimiento sindical de identificar, reconocer, escuchar y movilizar a los nuevos colectivos de trabajadoras y trabajadores, Jordania Ureña Lora, la secretaria más joven de la historia de la CSA, puntuó: “La juventud trabajadora precisa ser escuchada, precisamos darle el lugar a la juventud, hoy estamos haciendo historia. Estamos en un contexto de pandemia, pero este contexto no nos dejó caer, estamos protagonizando las diferentes luchas y cuestionando este modelo discriminatorio que no permite que la juventud pueda avanzar”, completó la secretaria de Políticas Sindicales y Educación de la CSA. Cicero Pereira, secretario de políticas sociales de la CSA manifestó:  “Necesitamos de jóvenes en el movimiento sindical, en las organizaciones, no puede ser que yo, a los 53 años, sea el más joven en algunas reuniones. Los jóvenes deben apropiarse de estos espacios”.

El presidente del Comité de la Juventud Trabajadora de las Américas, Gustavo Pádua, realizó un panorama de la situación de la juventud en la región: “Necesitamos espacios como éstos, que articulen y den lugar a los jóvenes. En la CSA, tenemos un espacio real donde se escuchan nuestras voces. Lugares como estos deben existir en los sindicatos de todos los países”. Por otro lado, la representante Regional de la FES Sindical habló sobre la importancia de este momento: “Esa es la importancia de tener una unión sociopolítica internacional que responda a la diversidad de la clase trabajadora. Este es el verdadero sindicalismo, un sindicalismo pluralista, participativo, con igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, que sabe incluir a mujeres y hombres jóvenes. La juventud ahora no es solo el futuro”.

Para no perder de vista las experiencias y lecciones de los que llegaron antes, la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, participó cerrando el primer bloque del Encuentro llamado “Las contribuciones de la juventud trabajadora a la construcción de un modelo de desarrollo sustentable para las Américas”: “Desde el golpe de estado de 2016, Brasil vive un bloqueo estatal y la extinción de los derechos, de los servicios públicos y la imposición de la misoginia, el racismo, el neoliberalismo. En Brasil, que es el epicentro de la pandemia, la mayoría de los muertos son negros, mujeres, la clase trabajadora. Las víctimas de la pandemia son las mismas víctimas del neoliberalismo. Con Lula Libre y su inocencia reconocida, nuestra lucha es reconstruir el país”.

En este sábado (27/03), se desarrollará el último bloque temático llamado Identidad de la Clase Trabajadora: pensando en modelos innovadores de organización sindical que se adapten a las transformaciones de la sociedad y del mundo del trabajo. El cierre quedará a cargo del Conversatorio con Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, y una presentación cultural con el músico brasileño Chico Cesar.

Compartir: