Respetado Señor David R. Malpass
Presidente del Banco Mundial
Respetados/as Señores/a jefes/a y de Estado de:
Colombia, Ecuador, Haití, Panamá, Surinam,
República Dominicana, Filipinas y Trinidad y Tobago

Montevideo, 25 de junio de 2020

Señor presidente,
Señores/a jefes/a de Estado,

Desde la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA), en apoyo a la solicitud de nuestras organizaciones afiliadas brasileñas CUT y UGT, queremos expresar nuestra extrema preocupación y perplejidad por la nominación del exministro de Educación de Brasil, Sr. Abraham Weintraub, para la dirección ejecutiva del Banco Mundial.

En este momento tan difícil, en el que pasamos por la peor pandemia de los últimos 100 años y ante las acciones necesarias en el período post pandemia, consideramos que el rol del Banco Mundial y el sistema multilateral en la recuperación económica de nuestra región y del mundo será fundamental.

El Sr. Abraham Weintraub es la antítesis de todo lo que el Banco Mundial busca representar en la política de desarrollo y en el multilateralismo. En los 14 meses que el Sr. Weintraub ocupó el cargo de Ministro de Educación, hizo innumerables declaraciones públicas asociadas a actitudes violentas, criminales, xenófobas y racistas. Algunas de estas declaraciones antidemocráticas y de odio fueron dirigidas a los jueces de la Suprema Corte durante una reunión ministerial con el presidente de la República.

También es importante hacer referencia a la publicación de contenido xenófobo en contra el pueblo chino en las redes sociales, la persecución ideológica en contra de quienes reivindican los ideales de Paulo Freire, considerado el patrono de la educación en Brasil; la participación en actos antidemocráticos que hacen apologías a la dictadura y la tortura de opositores políticos durante la pandemia y, por último, la firma de un decreto cancelando la política de cuotas de participación para personas negras e indígenas en los cursos de posgrado en las universidades públicas. Como resultado de su comportamiento intolerante y antidemocrático, el exministro enfrenta aproximadamente 20 demandas ante la Suprema Corte.

La CSA, en nombre de 48 organizaciones sindicales afiliadas y 55 millones de trabajadores/as de las Américas, no cree que un director que no cumpla con los estándares mínimos de integridad ética y profesional pueda diseñar políticas de reconstrucción del empleo y de protección a los pueblos indígenas y los sectores más vulnerables de la sociedad.

Por los motivos mencionados anteriormente, enviamos esta carta para expresar enérgicamente nuestro desacuerdo con la nominación del Sr. Weintraub para este importante cargo y alertar sobre los posibles daños irreparables que podría ocasionar desde el Banco Mundial a sus países.

Agradeciendo de antemano su atención, me despido fraternalmente,

Rafael Freire Neto
Secretario General de la CSA