La Confederación de Trabajadoras de las Américas, CSA, rechaza enérgicamente el asesinato del hombre negro de 40 años, João Alberto Silveira Freitas, y apoya el llamado a protestas de este viernes (20/11). João Alberto murió luego de ser golpeado por guardias de seguridad en el supermercado Carrefour la noche del jueves (19/11), víspera del Día de la Conciencia Negra, en la ciudad de Porto Alegre, Rio Grande do Sul (Brasil).

“Nosotros, en la CSA, repudiamos enérgicamente este acto de violencia que provocó la muerte de João Alberto y apoyamos a los movimientos negros del país que hoy convocan a protestas. En el Día de la Conciencia Negra, nos despertamos con esta noticia, con este acto de brutalidad, resultado del racismo estructural que tenemos en el país”, dijo Rafael Freire, secretario general de la CSA. Los movimientos negros de Porto Alegre convocaron a una protesta a última hora de hoy, frente al Carrefour do Passo d’Areia, contra el asesinato.

Norton Jubelli, presidente de la Unión General de Trabajadores de Rio Grande del Sur (UGT-RS), también repudió la brutal acción de los guardias de seguridad de Carrefour. “Escuché los comentarios que intentan justificar lo sucedido. Nada justifica lo que pasó y este no es un caso específico de Porto Alegre, aquí es una ciudad donde el racismo existe y está muy presente. La lucha contra el racismo comienza con el reconocimiento de que éste es real”.

Para Norton, la acción del poder público y la presencia de personas negras en espacios de toma de decisión, como los parlamentos municipales, son fundamentales en la lucha contra el racismo. “Este es un tema estructural, debido a la falta de educación. El gobierno necesita hacer una recuperación histórica del papel y la importancia de la población negra en la construcción de nuestro país. El racismo existe, el racismo es real, el racismo duele de muchas formas, no solo como una agresión física como ocurrió anoche, en Porto Alegre, sino que también hiere nuestra alma y nuestras ganas de vivir. Todo esto es una señal de que nuestra lucha apenas comienza”, agregó Norton Jubelli.

Según el informe de la Brigada Militar (BM), como se llama a la Policía Militar de Rio Grande del Sur, la víctima estaba haciendo compras con su compañera y habría discutido con una cajera del establecimiento la cual llamó al equipo de seguridad del supermercado. Los guardias de seguridad sacaron al hombre del mercado y lo golpearon hasta la muerte.

 

 

Compartir: