Brasil: Regularización de migrantes

publicado el 08/07/2011 a las 00:00 , por CSA-TUCA .

Centrales brasileñas unen fuerzas para orientar trabajadores/as extranjeros/as a regularizar su situación en el país


src=Con el apoyo de la CSA, tres centrales sindicales brasileñas van a apoyar el Centro de Derechos Humanos y Ciudadanía del Inmigrante (CDHCI) en la realización de una fuerza-tarea para la regularización definitiva de los extranjeros que viven y trabajan en el país.

La campaña tiene como objetivo orientar a los inmigrantes sobre los requisitos y procedimientos necesarios para obtener la visa permanente de residencia en Brasil. El beneficio será concedido por el gobierno hasta diciembre del 2011 para los inmigrantes que participaron en la primera fase de la Amnistía, el año pasado.

En la primera fase, los extranjeros que vivían irregularmente en el país lograron recibir una visa temporal. De ahí la importancia de la fuerza-tarea para solucionar de una vez la situación de muchos trabajadores y trabajadoras extranjeras que hoy día no gozan plenamente de sus derechos ciudadanos en Brasil.

“La Ley de la Amnistía fue un paso importante para la promoción de los derechos de los migrantes y el combate al trabajo precario, al cual muchos de ellos son sometidos debido a la falta de documentación”, explica Rafael Freire, secretario de Política Económica y Desarrollo Sostenible de la CSA.

Hace ya algunos años, las tres principales centrales brasileñas –CUT, UGT y Força Sindical– vienen articulándose con organizaciones de la sociedad civil para luchar por la expansión y garantía de los derechos de los trabajadores y trabajadoras migrantes que viven en Brasil.

El proceso se ha iniciado en el 2008, cuando las centrales contribuyeron en la construcción y en la movilización para la marcha del Día Internacional del Inmigrante, que ocurrió en el día 18 de diciembre de aquel año.

En 2009, las centrales se unieron nuevamente, garantizando apoyo estructural al Centro de Apoyo al Migrante (CAMI) durante la primera fase de la Amnistía. Entonces, alrededor de 43 mil migrantes que estaban indocumentados consiguieron regularizar su situación.

VOLVER ARRIBA

SITEMAP