Derechos para trabajadoras domésticas

publicado el 16/06/2011 a las 00:00 , por CSI-ITUC .

El nuevo Convenio sobre los derechos de las trabajadoras del hogar debe ser cumplido por los gobiernos, afirma la CSI


La Confederación Sindical Internacional (CSI) acogió hoy con suma satisfacción la histórica adopción del Convenio y la Recomendación sobre las trabajadoras del hogar de la Organización Internacional del Trabajo, al tiempo que instó a la OIT a garantizar que los gobiernos de todo el mundo estén al tanto de que deben proteger a los millones de personas activas en el ámbito del trabajo en el hogar. 

Visto que en todo el mundo hay muchos millones de trabajadores y trabajadoras migrantes que efectúan el trabajo del hogar, la CSI señaló que sin un control adecuado, estos trabajadores seguirían padeciendo condiciones de empleo violentas y opresivas, la explotación de las agencias de contratación, una remuneración por debajo de los mínimos legales, el impago de sus salarios, la exclusión de los regímenes de seguridad social, un número excesivo de horas de trabajo y las peores formas de trabajo infantil doméstico.

"La adopción de este Convenio es una gran victoria, y hacemos un llamamiento a todos los gobiernos para que lo ratifiquen y lo apliquen y a la OIT para que proporcione una orientación clara a aquellos países que necesiten reformar sus leyes con el fin de proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras del hogar en sus economías", afirmó la Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow.

La CSI ha informado sobre la opresión y la violencia generalizada contra los trabajadores/as del hogar migrantes en el Golfo. Estos trabajadores migrantes, en su mayoría mujeres, provienen principalmente de la India, Bangladesh, Sri Lanka, Filipinas, Indonesia y Etiopía.

"El movimiento sindical internacional continuará sacando a la luz las condiciones laborales de los trabajadores/as del hogar migrantes en los países del Golfo, en particular en Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Bahrein", señaló Sharan Burrow.

{pullquote}No es aceptable que en los países con economías fuertes tengamos una subclase de esclavos domésticos{/pullquote}"No es aceptable que en los países con economías fuertes y una población con cuantiosa riqueza personal tengamos una subclase de esclavos domésticos, a quienes se les confiscan sus pasaportes en cuanto llegan, y que no tienen nadie a quien recurrir si su empleador los trata con violencia o acoso", afirmó Burrow.

Burrow pidió a la OIT que elaborara un plan de acción específico para el seguimiento de la aplicación del Convenio en el Golfo.

Se calcula que hay 2,1 millones de trabajadores del hogar migrantes, el 83% de ellos son mujeres, y se estima que en total, el trabajo doméstico representa no menos del 7,5 % del empleo asalariado femenino en todo el mundo.

“Los trabajadores y trabajadoras del hogar finalmente son reconocidos como ‘trabajadores’”. Sus reivindicaciones, que desde hace mucho tiempo pedían la igualdad de trato con los demás trabajadores, ahora están inscritas en el Convenio y la Recomendación. Ya era hora de hacerlo. La UITA, que es la federación sindical internacional de trabajadores de la alimentación, hoteles y afines, conjuntamente con la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar, se muestran satisfechos con la buena disposición con la que se llevaron a cabo las negociaciones finales. Ahora hacemos un llamamiento a todos los gobiernos para que traspongan en la ley y en la práctica el contenido del Convenio, el cual va a cambiar para mejor la vida de millones de trabajadores y trabajadoras del hogar y sus familias”, afirma el Secretario General de la UITA, Ron Oswald.

Mostrando su satisfacción por la adopción del Convenio y las Recomendaciones, Peter Waldorff, Secretario General de la Internacional de Servicios Públicos comenta: “Millones de trabajadores, principalmente mujeres, brindan servicios de atención diaria a las personas vulnerables en sus hogares: servicios que deberían ser prestados por el Estado. Estos trabajadores a menudo forman parte de una mano de obra invisible con poca o ninguna protección legal. Este Convenio deberá ayudar a corregir esta terrible situación y hacemos un llamamiento a los gobiernos para ratificarlo y aplicarlo sin demora”.

El Convenio relativo a los trabajadores del hogar aprobado hoy en la Organización Internacional del Trabajo después de muchos años de campaña por parte de los sindicatos, de las organizaciones de mujeres y de migrantes de todo el mundo, es un punto de referencia: es un instrumento clave para garantizar que los trabajadores/as en empleos informales y precarios tengan efectivamente acceso a un trabajo decente.

Sobre el Convenio:

El Convenio confiere el derecho a los millones de trabajadoras del hogar de disfrutar de los derechos reconocidos a los trabajadores en general. Hasta ahora, la mayoría de las trabajadoras del hogar pertenecían a la denominada economía informal. Una vez ratificado, este Convenio tiene el potencial de sacar a millones de trabajadoras de la economía informal y proporcionarles un empleo formal. El Convenio reconoce en primer lugar el derecho de las trabajadoras del hogar a organizarse en sindicatos, lo cual sigue estando hoy en día prohibido en muchos países. Este cambio debería permitirles negociar y tener mejores condiciones de trabajo.

Para más información sobre el Convenio, véanse la entrevista de Primer plano de Marieke Koning (CSI- Igualdad)

Véanse las publicaciones de la CSI relacionadas con este tema:

- CSI- Guía de acción sobre los trabajadores y trabajadoras del hogar

- Vivir con inseguridad económica: mujeres y trabajo precario

VOLVER ARRIBA

SITEMAP