Paraguay: Soberanía energética

publicado el 13/05/2011 a las 00:00 , por Camila Queiroz, Periodista de ADITAL .

Paraguayos celebran revisión del Tratado de Itaipú que triplica la compensación pagada por Brasil

El Senado brasilero aprobó el miércoles (11), el decreto legislativo n° 115, que revisa el Tratado de Itaipú, firmado en 1973, con Paraguay. Con este paso, Brasil triplica la compensación que paga a Paraguay por la entrega de energía generada en la hidroeléctrica binacional de Itaipú. El valor pasa de 120 a 360 millones de dólares anuales.

Fruto del acuerdo firmado en 2009, entre el presidente brasileño Lula y el presidente paraguayo Fernando Lugo, la aprobación del proyecto fue celebrada en Paraguay como el inicio de la soberanía energética del país.

Para Lugo, que celebró la aprobación con fiesta, esta es una forma de "corregir la terrible traición que ocurrió en régimen del general Stroessner y los errores cometidos contra la nación y el pueblo de Paraguay, en el Tratado de Itaipú”.

Por su parte el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Jorge Lara Castro, destacó que la aprobación del decreto "inicia un nuevo contexto de integración”.

En opinión del ingeniero Ricardo Canese, la revisión del tratado es una ganancia para toda América Latina. Destacó que esta conquista viene de una lucha de 38 años y agradeció a los brasileros. "El Pueblo brasileño, a través de sus representantes, dio una nuestra de que la solidaridad, la fraternidad de los pueblos y la integración son factibles” expresó.

También en clima festivo, el consejero de Itaupú corrobora el sentimiento de victoria, pero alerta que este es apenas un primer paso, pues todavía es necesario discutir la auditoría de la deuda asumida por los dos países para la construcción de Itaupú y la co-gestión en la práctica, de la usina binacional.

"Podemos decir que hemos metido el primer gol. El partido sigue; sigue en discusión el tema de la deuda; hay otros temas que seguiremos peleando”, afirmó.

En el mismo sentido, el Partido Comunista de Paraguay alertó sobre la necesidad de que la población se mantenga vigilante. "No debemos quedar en el festejo sino exigir como ciudadanos que el ingreso obtenido sea destinado a los sectores más excluidos de nuestra economía, como los casi tres millones de paraguayos que viven en situación de pobreza”, expresaron en comunicado. Los comunistas defienden inversiones en infraestructura y desarrollo social.

También la Coordinación Nacional por la Integración y la Soberanía Energética (Conise) destacó que el recurso extra debe tener un destino social. En nota de prensa, la articulación, compuesta por movimientos sociales, defiende que la cifra adicional pagada al Paraguay por Brasil sea utilizada en los campos de educación, salud, reforma agraria, pueblos originarios, personas con deficiencia, personas de la tercera edad, viviendas populares, agua potable, saneamiento básico, crédito productivo, becas para estudiantes pobres y capacitación para el trabajo. Las propuestas ya habían sido presentadas al Congreso Nacional en marzo de este año.

Además, la Conise demanda que la energía sea puesta a disposición de las personas a precio justo, que haya transparencia en la gestión de la usina y que las obras sean terminadas. Otra bandera de los movimientos es la exportación de la energía a Uruguay y Argentina.

Con informaciones de Agencia Brasil y ABC.com / Fuente: Adital / Traducción: Ricardo Zúniga

VOLVER ARRIBA

SITEMAP