Honduras: Sindicato bajo ataque

publicado el 18/03/2011 a las 00:00 , por Frente Nacional de Resistencia Popular - Honduras .

Asedio contra directivos de sindicato de bebibas, STIBYS, en momentos que negocian contratos colectivos

src=Asesinato, atentados, amenazas a muerte y violación a su domicilio, es el clima de terror que prevalece en momentos que se negocian contratos colectivos entre el Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares, STIBYS con las transnacionales SabMiller-Coca Cola; CabCorp-Pepsi y el Grupo Pellas.

La organización sindical responsabiliza al régimen de Lobo Sosa por la impunidad en que se mantienen estas acciones que a pesar de las denuncias presentadas ante el Ministerio Público, no se la llevado a los responsables a la cárcel.

El STIBYS hace un recuento de los hechos violentos que han sufrido directivos del sindicato entre los que menciona que el 29 de julio 2010, a las 2:30 pm, Nelson Eliberto López Reyes,  miembro de la Comisión Negociadora y Vicepresidente de la Seccional  número 13 del STIBYS, en Sabá, Colon. Ese día en Olanchito tres hombres armados,  con pasamontañas, le dispararon, matándolo en el acto.

La policía se negó a capturar los hechores. Los trabajadores de ventas, con frecuencia son asaltados, pero  en este caso el patrón fue distinto, porque lo asesinaron con el vehículo marcha, con alevosía, premeditación y ventaja. Ya muerto le incrustaron  un casquillo en una de las heridas.

El 01 de marzo 2011, a las 5:30 am, Eduardo Argueta Santos, vicepresidente Seccional Dos en San Pedro Sula, fue atacado por desconocidos cuando salía de de su casa para su trabajo a  la Cervecería.

Un taxi sospechoso lo siguió rebasando el transporte donde se conducía y se  atravesaron dos sujetos armados que le exigieron el celular, a lo que accedió, pero lo golpearon, le dispararon a la cara, lo sacaron de su vehículo tirándolo a la calle y se fueron. Después regresaron, lo observaron inmóvil tirado sobre un charco de sangre y se retiraron. La víctima está hospitalizada.

El 25 de Mayo 2010, a las 4:30 pm., en la Sede del STIBYS, dos hombres le dispararon por la espalda contra Douglas Ramón Gómez, Directivo Central y Seccional del STIBYS en San Pedro Sula dejándolo gravemente herido y cuando la Secretaria intentó llamar a la policía y a la ambulancia,  las líneas telefónicas estaban desactivadas. Fue trasladado al IHSS donde lo intervinieron quirúrgicamente.

El 30 de julio 2009  en una manifestación  exigiendo el retorno al orden constitucional fue agredido por policías y militares Carlos H. Reyes, Presidente del  STIBYS. Los agentes de Estado entre gases lacrimógenos le infirieron una patada en la cabeza lanzándolo a un precipicio profundo fracturándole la muñeca del brazo derecho.

El 11 de febrero 2010, en Tegucigalpa  in iduos encapuchados, en pleno día y con toda impunidad violentaron los balcones de la casa de Porfirio Ponce Valle, Directivo Central. Lo sospecho es el desorden dejado en su casa, las manchas de sangre en las paredes, para llevarle la computadora. El 12 de febrero 2011, fue perseguido por un vehículo, tipo volvo, color blanco, desde la PEPSI hasta el STIBYS, en la Colonia Las Brisas en Tegucigalpa.

Te vamos a acribillar


Varias llamadas con anuncios de muerte son constantemente hechas a los directivos del STIBYS, Carlos H. Reyes ha recibió llamadas del 22269965 diciéndole: “te vamos a cortar la cabeza cabrón. Te quedan pocos días”. La denuncia, fue investigada como robo y no como violación a los derechos humanos.

Francisco Javier Oviedo Morales, Directivo Central del STIBYS, lo llaman constantemente diciéndole “te vamos a joder pendejo a ti o cualquiera de tus hijos, o no les tenes amor? Tú no sabes con quien están tratando”.

A Leonel Argueta Moreno también Directivo Central del STIBYS, ha recibido mensajes de celular desconocido diciéndole ¨te quedan pocas horas de vida¨.
Mientras a Neptali Castro otro  Directivo Central del STIBYS, ha sido perseguido en motos y carros por in iduos cuando acompaña a Carlos H. Reyes. En una ocasión, un motociclista se le puso al par del vehículo y le dijo “te vamos a acribillar”.

Se suma a lo anterior la permanente vigilancia contra la sede del sindicato, donde fue colocada una bomba, tiroteados sus ventanales e instalado frente a los edificios ametralladoras calibre 50. Al vehículo del STIBYS  le han ponchado las llantas y aflojado las tuercas de las ruedas en varias oportunidades.

Fuente:
Frente Nacional de Resistencia Popular

VOLVER ARRIBA

SITEMAP