Nuevo internacionalismo sindical

publicado el 11/03/2011 a las 00:00 , por SNTMMSRM y United Steelworkers .

México: El sindicato minero agradece el apoyo internacional y dice "quedan pendientes muchos otros retos qué afrontar"

Los dirigentes de las agrupaciones que firmamos esta comunicación, reconocemos con amistad y calor las múltiples muestras de apoyo y solidaridad que en el mundo entero protagonizaron los millones de afiliados a nuestras Organizaciones Sindicales, durante los días de Acciones de Protesta y de Solidaridad con el Sindicato Nacional de Mineros y los Sindicatos Democráticos e Independientes de México, comprendidos entre el 14 y el 19 de febrero de 2011.

Estas Acciones de Protesta y Solidaridad culminaron el sábado 19 de febrero de 2011, con el recuerdo universal del homicidio industrial ocurrido en la mina de Pasta de Conchos, Coahuila, México, exactamente hace 5 años, en la cual perdieron la vida 65 compañeros mineros mexicanos. La inmensa mayoría de Ustedes, como afiliados a las ersas Organizaciones Internacionales, tomaron parte activa en estas ceremonias, y exigieron, con nosotros, que se reabra la investigación de las causas de la negligencia empresarial que provocaron esta tragedia; se rescaten los cuerpos de los mineros muertos; se entreguen indemnizaciones justas a las viudas y a los familiares de los mineros, y se castigue ejemplarmente a los responsables de tal asesinato corporativo, tanto de la empresa Grupo México de Germán Feliciano Larrea Mota Velasco, como de los gobiernos federal y estatal.

Reconocemos y agradecemos sinceramente la participación de todos Ustedes en esta rememoración, que es de dolor y luto, pero para las Organizaciones Internacionales firmantes sobre todo es motivo de lucha y de protesta.

También agradecemos profundamente la solidaridad incondicional que a Los Mineros de México les han prestado todos Ustedes en sus ersas demandas, que en la semana anterior tuvieron resultados positivos, como la liberación el 24 de febrero de 2011, a las 2:00 a.m., del compañero Juan Linares Montúfar, Presidente del Consejo General de Vigilancia y Justicia del Sindicato Minero de México, que había estado ilegalmente preso desde diciembre de 2008. Esta liberación se dio como resultado de la unidad y la lealtad de Los Mineros en torno a su Líder Nacional, Napoleón Gómez Urrutia; de una estrategia hábil del equipo de defensa legal del Sindicato Minero, así como, de manera muy especial, de la gran solidaridad internacional que todos ustedes otorgaron a la causa de la liberación de este dirigente sindical mexicano.

Igualmente les expresamos nuestro agradecimiento por su solidaridad, que hizo posible lograr, al día siguiente, 25 de febrero, la liberación de los 3 compañeros dirigentes de los mineros de El Cubo, Guanajuato, que habían sido detenidos ilegalmente como represalia por dirigir el movimiento de huelga que finalmente resultó triunfante.

{pullquote}Felicitamos a todos que en el mundo entero se manifestaron contra la política antisindical del gobierno de Felipe Calderón{/pullquote}Con una estrategia adecuada y la intervención directa del Comité Ejecutivo Nacional que encabeza el compañero Napoleón Gómez Urrutia, se acordó con la empresa canadiense Gammon Gold el pago, extraordinario en México, del 100% de los salarios caídos durante los 8 meses y medio de suspensión de actividades productivas, así como la conservación del Contrato Colectivo de Trabajo y se pactó el regreso de los trabajadores en huelga, sin represalias, a su fuente de trabajo.

De igual manera, felicitamos a todos los trabajadores y organizaciones sindicales que en el mundo entero, con motivo de los días de Acciones de Protesta y Solidaridad con los trabajadores de México, se manifestaron contra la política antisindical y represora del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, que el 11 de octubre de 2009 desapareció ilegalmente la empresa estatal Luz y Fuerza del Centro, dejando un saldo de más de 44 mil despedidos de la noche a la mañana por ese acto arbitrario, pero cuyo verdadero objetivo fue destruir al histórico Sindicato Mexicano de Electricistas, SME. Este Sindicato Independiente y Democrático hermano sigue en su lucha, la cual se ha fortalecido con la creación la semana anterior de un Gran Pacto Nacional de Unidad Minero-Electricista firmado por los dirigentes nacionales de ambas Organizaciones Sindicales.

A pesar de esos hechos significativos de la semana anterior, estamos claros de que a Los Mineros de México les quedan pendientes muchos otros retos qué afrontar, dentro de esta ilegal persecución política y laboral de 5 años de duración:

1. Demandar la liberación del compañero Martín Fernando Salazar Arvayo, de la Sección 65 de Cananea, Sonora, ilegalmente encarcelado desde el 8 de junio en un penal de Agua Prieta, Sonora, bajo falsas acusaciones derivadas de la represión violenta también ilegal ejecutada los días 6 y 7 de ese mismo mes por fuerzas policiacas y militares contra la huelga de Cananea

2. Cancelar para siempre las falsas acusaciones fabricadas contra Napoleón Gómez Urrutia, el líder nacional de Los Mineros, que a pesar de que han sido desechadas en tribunales, le siguen provocando mantenerse en un exilio forzado en el extranjero, desde donde a pesar de las limitaciones que impone la distancia, lucha incansablemente en la defensa de los intereses de los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos de México.

3. Obtener el reconocimiento legal, o "toma de nota", para el compañero Napoleón Gómez Urrutia, quien ha sido reelecto en cinco ocasiones, por unanimidad y democráticamente, por sus compañeros trabajadores, en otras tantas Convenciones Nacionales realizadas en los cinco años que tiene de duración el conflicto minero, el cual se originó en la perversa persecución política lanzada desde el gobierno y algunas poderosas empresas anti sociales, por su acusación de "homicidio industrial" que le lanzó Gómez Urrutia al Grupo México en Pasta de Conchos, calificación que hoy es más evidente que nunca.

4. Mantener la lucha, hasta el triunfo definitivo, de las tres huelgas iniciadas el 30 de julio de 2007, o sea, hace más de 3 años y medio, en Cananea, Sonora, Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero, que ya son consideradas como batallas heroicas de los trabajadores mineros de México por su dignidad y la defensa de sus derechos.

5. Investigar y castigar los 4 asesinatos de trabajadores mineros ocurridos, dos en el puerto industrial Lázaro Cárdenas, de Michoacán, donde murieron los compañeros Mario Alberto Castillo y Héctor Álvarez Gómez, el 20 de abril de 2006; uno más en Nacozari, Sonora, el compañero Reynaldo Hernández González, el 11 de agosto de 2007, asesinado por sicarios de Grupo México de Germán Feliciano Larrea Mota Velasco, dueño de Grupo México; y finalmente otro en Fresnillo, Zacatecas, el 10 de junio de 2009, el compañero Juventino Flores Salas, victimado por grupos paramilitares contratados por la empresa Grupo Peñoles de Alberto Bailleres González, encabezados por el traidor Carlos (alias) "la marrana" Pavón.

6. Demandar que tanto el gobierno de México como esas empresas arrogantes que se oponen a los intereses obreros y sindicales, dejen de violar la Constitución Mexicana, la Ley Federal d

VOLVER ARRIBA

SITEMAP