Nota: Guatemala: CSA Lamenta cierre de Queja Artículo 26 en el Consejo de Administración de la OIT

publicado el 09/11/2018 a las 14:13 .

Lea la nota de la CSA sobre el cierre del procedimiento de queja y el cuadro de violencia antisindical en el país

 

São Paulo, 09 de noviembre de 2018

Guatemala: CSA Lamenta cierre de Queja Artículo 26 en el Consejo de Administración de la OIT

La Confederación Sindical de trabajadoras/es de las Américas (CSA), lamenta la suspensión de la Queja relativa al incumplimiento por Guatemala del Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (núm. 87), en virtud del artículo 26 de la Constitución de la OIT y que tramitaba desde el año 2012, decidida por votación este 8 de noviembre en el Consejo de Administración reunido en Ginebra.

Como viene siendo denunciado desde hace varios años, el cuadro de violencia antisindical en el país es uno de los más peligrosos de la región. A pesar de los discursos de los diferentes gobiernos en la OIT, no ha existido ningún avance real ni concreto para que los sindicatos en Guatemala tengan condiciones para el ejercicio de la libertad sindical ni la negociación colectiva. Este mismo año se han producido asesinatos de dirigentes sindicales. Las amenazas, asesinatos y violencia contra los dirigentes y activistas sindicales no han cesado y se mantienen en la impunidad la mayoría de los crímenes contra sindicalistas. Muy poco o nada se ha avanzado, a pesar de todos ofrecimientos del gobierno ante el Consejo de Administración y los órganos de control de la OIT.

Vista la decisión mayoritaria del Consejo de Administración que declaró cerrado el procedimiento iniciado en virtud del artículo 26 de la Constitución de la OIT, nos asalta la preocupación sobre la situación de vulnerabilidad y riesgo de vida de nuestras/os compañeras/os sindicalistas de Guatemala que durante años han tenido la tarea de presentar tanto en el país, como internacionalmente las múltiples denuncias sobre el dramático cuadro que viven las mujeres y hombres organizados en sindicatos. Lamentablemente esta decisión aumentará el clima que favorece la violencia e impunidad contra nuestras/os compañeras/os.

El estado guatemalteco deberá ofrecer todas las condiciones para que la dirigencia sindical pueda seguir ejerciendo sus actividades con garantía de su integridad física e intelectual, así como el libre funcionamiento y actividad de las organizaciones sindicales. Por otro lado, tendrá que cumplir con todos los compromisos hasta ahora definidos en el seno de la OIT y que no han pasado de discursos de buenas intenciones por parte de las autoridades.

Finalmente expresamos nuestra decepción por la actuación de los gobiernos y del Grupo de Empleadores que aprobaron cerrar este procedimiento de queja, por cuanto demuestra su falta de compromiso real con la defensa de los derechos humanos de quienes han venido sufriendo violencia y desconocimiento de sus derechos, colocándolos en la indefensión frente a las poderosas fuerzas que siempre han dominado la economía y la política en Guatemala.
 

Vea el archivo oficial de la nota firmada aquí.

VOLVER ARRIBA

SITEMAP