La CSA condena la represión, denuncia la imposición del gobierno fraudulento en Honduras y exige repetición de Elecciones

publicado el 20/12/2017 a las 13:18 .

La CSA expresa su rechazo a la concreción del fraude perpetrado por el gobierno ilegítimo de Juan Orlando Hernández y el Partido Nacional, que a través de las maniobras del Tribunal Superior Electoral (TSE) ha ratificado el resultado de las elecciones del día 26 de noviembre.

 

001a3dJunto con nuestra afiliada en Honduras, la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), condenamos la crisis política provocada por los grupos de poder y sus ambiciones desmedidas, que luego de casi tres semanas de enfrentamientos, represión y violencia, han desconocido la victoria de Salvador Nasralla y ahora pretenden legitimar un gobierno que ha sido expresión de los intereses de las oligarquías, mafias e intereses trasnacionales.

Ante esta situación la CSA:

  • Condena los asesinatos de 25 ciudadanas/os hondureñas/os, víctimas de las fuerzas represoras, al servicio del dictador Juan Orlando Hernández, cuyo delito fue manifestarse pacíficamente y demostrar su inconformidad ante el gigantesco fraude electoral.
  • Rechaza la declaratoria hecha por el TSE, dando como ganador al candidato de las oligarquías Juan Orlando Hernández, a partir de la manipulación del acto de votación y la voluntad democrática de la mayoría del pueblo de Honduras.
  • Reconoce como único ganador del proceso electoral del 26 de noviembre al Ing: Salvador Alejandro Cesar Nasralla Salum, candidato de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura que por voluntad mayoritaria del pueblo, expresada en las urnas, lo eligió como Presidente de todas/os las/os hondureñas/os.

Más allá de la voluntad expresa del pueblo hondureño, es evidente que no existen condiciones para superar la crisis a partir de la actuación de los poderes públicos del país, todos ellos actuando para imponer el fraude electoral. El riesgo de una mayor confrontación y baño de sangre para el pueblo hondureño se concreta cada hora.

Las evidencias del fraude y la pretensión del gobierno dictatorial de Juan Orlando Hernández de perpetuarse en el poder de cualquier forma, han sido tan evidentes que luego de más de 3 semanas de haberse realizado los comicios, la propia Organización de Estados Americanos (OEA) ha señalado en su informe “la baja calidad técnica del proceso”, certificado “la carencia de transparencia e integridad de las elecciones”, por lo que “no se puede tener certeza respecto a los resultados, y con ello la imposibilidad de determinar ganador al actual presidente”. Esta percepción era evidente desde el propio día de las elecciones y así había sido denunciado por organizaciones políticas y sociales de Honduras e internacionales. 

La CSA, a partir de la posición de la CUTH y otras organizaciones sociales y políticas de Honduras, considera que, ante la evidencia del fraude electoral y la complicidad del TSE y otros poderes públicos, se hace necesario anular el proceso electoral y convocar a nuevas elecciones con instituciones que garanticen la transparencia en el proceso, tal como ha sido propuesto por la OEA. Este nuevo proceso deberá contar con el acompañamiento y supervisión de organismos Internacionales como la OEA, la CELAC, UE, ONU así como organismos de derechos humanos Nacionales e Internacionales.

La voluntad soberana y la autodeterminación del pueblo de Honduras, debe ser garantizada por encima de los intereses de grupos de poder nacional o transnacional. La CSA y sus organizaciones afiliadas continuaran su apoyo solidario al sindicalismo y al pueblo hondureño y se coloca a disposición para acompañar un proceso electoral que recupere la paz y la tranquilidad, que asegure la voluntad de la mayoría y que permita superar la situación de pobreza, miseria y exclusión de los gobiernos que han surgido producto del golpe de 2009.

 

VOLVER ARRIBA

SITEMAP