17 de mayo: Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia

publicado el 16/05/2017 a las 16:57 .

En el día 17 de mayo de 1990, la homosexualidad fue eliminada de la lista de enfermedades mentales por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una importante victoria para las personas LGBTI

 

lgbtfobiaSin embargo, después de 27 años de esta conquista, la fecha sigue considerada una ocasión importante para denunciar la situación de violencia y discriminación que sufren actualmente las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI). Es también una oportunidad de articular acciones dirigidas a promover el respeto de la diversidad de género y exigir la protección de los derechos de las personas LGBTI.

Ser lesbiana, gay, bisexual, trans o intersex es parte de la gran diversidad de la naturaleza humana. La patologización de adultos, niñas y niños LGBTI con base en su orientación sexual, identidad de género o expresión de género, ha sido históricamente, y continúa siendo, una de las causas principales de las violaciones de derechos humanos que enfrentan. También es un obstáculo para poder superar las actitudes y estereotipos negativos, así como las múltiples barreras que enfrentan las personas LGBTI cuando tratan de ejercer sus derechos más fundamentales.

Las personas LGBTI también enfrentan situaciones de discriminación y violencia en el ámbito del trabajo a causa de su orientación sexual y/o identidad de género. Conforme estudios de la OIT, esta discriminación a menudo comienza en la educación, lo que dificulta las perspectivas futuras de empleo. La discriminación continúa en el acceso al empleo y a lo largo de todo el ciclo del empleo. Es muy frecuente que no existan disposiciones legislativas que protejan los derechos de los trabajadores LGBTI y cuando las hay, su aplicación suele ser deficiente.

La mayoría de los trabajadores LGBTI deciden ocultar su orientación sexual en el lugar de trabajo, lo que provoca estrés y repercusiones negativas en la ejecución de sus labores. Los trabajadores transgénero se enfrentan a la imposibilidad de obtener documentos de identidad que reflejen su nuevo nombre y sexo, a la reticencia de los empleadores a aceptar su nuevo sexo y a una vulnerabilidad mayor a la intimidación y el acoso por parte de sus colegas.

La CSA está comprometida en la lucha contra toda forma de discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género e insta a los Estados a que adopten y apliquen las medidas normativas e institucionales necesarias para garantizar el respeto y la protección de los derechos de las personas LGBTI, acompañadas de programas de enseñanza y concientización para cultivar el respeto y la comprensión de la diversidad de género.

A continuación, algunos documentos de referencia:

 

VOLVER ARRIBA

Noticias Anteriores

SITEMAP