Trabajo Doméstico: Trabajo como ningún otro, derechos como cualquier otro



trabajo domestico siteJornadas laborales que exceden las 12 horas, bajos salarios y una enorme responsabilidad. Este crítico panorama es la realidad de 17 millones de personas que se ocupan del trabajo doméstico en América Latina y el Caribe, el 95% de las cuales son mujeres. En Centroamérica una de cada 10 mujeres forma parte de este sector, y trabaja en condiciones inferiores al de la mayoría de la población económicamente activa.

Con el fin de mejorar estas precarias condiciones, diversas organizaciones sindicales presentaron, el 18 de junio de 2014, una campaña denominada Trabajo Doméstico: “Trabajo como ningún otro, derechos como cualquier otro”. Esta iniciativa se enmarca en la campaña sindical de promoción del Convenio 189 y su recomendación 201 sobre trabajo decente para los trabajadores y trabajadoras domésticas (2011) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La campaña prioriza el llamado al cumplimiento de algunos derechos como jornadas de trabajo iguales a las del resto de trabajadores, salario mínimo, protección de la seguridad social, derecho a pensión y condiciones de vida dignas, libres de toda forma de violencia. El objetivo de este convenio y de esta campaña es lograr que el trabajo doméstico tenga derechos como cualquier otro tipo de trabajo. La etapa a seguir luego del éxito alcanzado con las campañas: Trabajo Decente para las trabajadoras del hogar… Por la Ratificación del C189 y “12 para 12”, que buscaban la ratificación de este convenio; modificaciones de ley o bien compromisos públicos por parte de los Estados a favor de las trabajadoras del hogar.

13 países de las Américas han ratificado el Convenio. La ratificación sigue siendo una tarea pendiente en nuestros países. A esto, se suma la necesidad de modificar los marcos legales para acabar con la discriminación que sufren las trabajadoras domésticas y fortalecer el cumplimiento de las leyes existentes en aquellos países que ya reconocen esos derechos. El papel de los sindicatos ha sido y sigue siendo fundamental.

Es necesario reconocer los derechos básicos para este sector laboral, por lo tanto la campaña hace un contundente llamado a la organización de sindicatos para garantizar el avance y el respeto de los derechos laborales.

La campaña “Trabajo como ningún otro, derechos como cualquier otro”

La campaña contempla una serie de actividades para difundir el estado de la situación y los desafíos que tiene cada uno de los países de la región en cuanto a los derechos de las personas en el trabajo doméstico. Además se están distribuyendo folletos informativos y otros materiales (como bolsos, imanes, libretas) mediante los cuales se divulgan los mensajes relacionados con esta iniciativa.

 

VOLVER ARRIBA

SITEMAP